Qué tipo de herramientas existen

Para poder tener éxito en un proyecto, es fundamental usar siempre las herramientas adecuadas. Las herramientas en los últimos años han evolucionado mucho, lo que significa que en estos momentos es fácil encontrar la herramienta ideal según el trabajo que vamos a realizar. A lo largo de estas líneas te vamos a mostrar información de los diferentes tipos de herramientas que existen. Así podrás ser consciente de las múltiples opciones que nos ofrece el mercado y conseguir una caja de herramientas completa.

Herramientas de corte

Son herramientas que tienen que estar presentes en cualquier casa o negocio. Las herramientas de corte se usan para realizar cortes en materiales. En la actualidad hay herramientas para todo tipo de materiales y necesidades. Solo hay que elegir la herramienta adecuada y usarla correctamente.

Desde comercial Jucarsa, expertos en todo tipo de herramientas, nos comentan que las herramientas de corte para madera son las más demandadas. En ese grupo podemos incluir herramientas como serrucho universal, serrucho de costilla o japonés. Pero hay muchas otras herramientas como el ingletador eléctrico o el formón entre otras.

También podemos encontrar herramientas de corte para metal. En ese caso tenemos que destacar la amoladora, sierra para metal o corta tubos.

En el caso de buscar herramientas para cortar plástico, los expertos nos recomiendan tener en cuenta la Piraina.

Herramientas para apretar piezas

También conocidas como herramientas de sujeción. Su principal función es la de sujetar o retener un objeto con el que queremos trabajar. Gracias a esa sujeción, es mucho más fácil trabajar con esas piezas. No solo están presentes en los talleres y fábricas, también en los hogares.

Algunas de las herramientas para apretar piezas más conocidas son los alicates en sus diferentes variables. Podemos destacar los alicates regulares, universales o cortaalambres. Pero también podemos destacar otras herramientas como la mordaza, pinza, sargento, tenazas o Stilson. Lo importante es tener una buena colección de herramientas de sujeción para conseguir trabajos más profesionales.

Herramientas eléctricas

Son las herramientas que usan la energía eléctrica para conseguir que los trabajos se puedan realizar de una manera mucho más ágil. En la actualidad hay muchas opciones entre las que elegir, por ese motivo te presentamos las más importantes.

Las sierras de calar y los taladros en sus diferentes versiones son las más comunes y las más usadas a nivel doméstico y profesional. Dependiendo del uso que se le vaya a dar a la herramienta eléctrica, la potencia deberá ser mayor o menor.

A las anteriormente mencionadas es importante añadir otras herramientas eléctricas como amoladoras, atornilladores, cepillo eléctrico, decapadores, esmeriladoras, fresadoras, lijadoras, martillo eléctrico, mezcladores o pistola de pintar.

Dentro de este tipo de herramienta tenemos que destacar que la tecnología ha avanzado mucho. Eso significa que no solo consideramos herramienta eléctrica a la que va enchufada directamente a la luz, también a las que funcionan a través de baterías. Estas últimas se están poniendo de moda por la gran autonomía que ofrecen con cada carga y sobre todo por la gran comodidad que dan. Al estar libres de cables, se las puede manejar con mucha más facilidad.

Herramientas para golpear

Las herramientas para golpear o de percusión también son fundamentales en una buena caja de herramientas. No importa si es doméstica o profesional, siempre tiene que haber herramientas de este tipo.

En este grupo tenemos que destacar el martillo en primer lugar. Es una herramienta muy útil, económica y que está presente en la gran mayoría de hogares. Con ella se pueden ajustar diferentes materiales, clavar puntas, ajustar tacos… realmente es una herramienta muy útil y fácil de usar.

Pero dentro de este grupo podemos encontrarnos más herramientas. Por ejemplo, el martillo de púas, de garras, los punzones, taladros o los cinceles.

Antes de dar el salto al siguiente apartado, queremos destacar que son herramientas que deben ser usadas con precaución. Aunque a simple vista pueden parecer sencillas e inofensivas, si se usan incorrectamente se pueden sufrir accidentes. Para evitarlo, siempre hay que usarlas con cabeza y evitar que los niños tengan acceso a estas herramientas y otras.

Herramientas para medir

Las herramientas de medición van dirigidas a medir magnitud física. No solo podemos medir distancia, estas herramientas nos permiten realizar otros tipos de mediciones. El objetivo es conseguir realizar buenas mediciones para que el trabajo que vamos a realizar nos quede perfecto. Para que una herramienta para medir sea de calidad es importante que cuente con precisión, exactitud, resolución, apreciación y sensibilidad.

Cuando hablamos de herramientas para medir, rápidamente se nos viene a la cabeza el metro, pero hay muchas más herramientas. Si queremos medir masa, usamos la balanza, el espectro de masa o el catarómetro. Si medimos el tiempo, el reloj, cronómetro o datación radiométrica. Para medir longitudes, el metro es la herramienta más usada. Pero también podemos usar la cinta métrica, la regla graduada, calibre, micrómetro, reloj comparador, interferómetro… Para medir los ángulos podemos usar el goniómetro, transportador, sextante o clinómetro. No hay que olvidar las herramientas para medir las propiedades eléctricas como el electrómetro, amperímetro, óhmetro, voltímetro u osciloscopio entre otras.

Herramientas manuales

Son todas las herramientas que se usan de manera manual. En cierta manera se puede decir que son las más tradicionales y las que no necesitan de energía eléctrica para funcionar.

Dentro de este grupo podemos encontrar un gran grupo de subcategorías. Por ejemplo, destornilladores, cinceles, berbiquíes, barreras, llaves, alicates, tenazas, sargentos, pinzas, bancos de trabajo, martillo, mazas, punzones, grapadoras, remachadoras, tijeras, cutter, sierras, limas, lijas, flexómetro, calibres, cepillos, gubias, escuadras… Esos son algunos de los muchos ejemplos de las herramientas manuales que existen en estos momentos.

Independientemente del tipo de herramienta elegida para trabajar, es importante usarla con precaución y medidas de seguridad necesarias. No todas las herramientas son igual de peligrosas, pero es importante usarlas con cuidado para evitar accidentes.

Y si quieres poder arreglar cualquier cosa como un verdadero manitas, lo mejor que puedes hacer es tener una buena colección de herramientas en casa. El verdadero truco de un manitas son sus herramientas. Si no dispones de ellas, todo te resultará mucho más difícil.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter