Cochecito dúo o cochecito trío: ¿cuál es mejor?

Una de las dudas principales que surgen a los padres primerizos es que tipo de cochecito comprar a sus hijos. En el mercado hay muchas opciones entre las que elegir, eso hace que en ocasiones la decisión final de compra no sea sencilla.

Para ayudarte a elegir la mejor opción para ti, te vamos a mostrar las principales diferencias entre cochecito dúo y trío. Así te será más fácil comprender las diferentes opciones y te quedarás con la que realmente te interesa. Sin olvidar que dentro de cada grupo hay muchas opciones entre las que elegir.

Pero el objetivo de este artículo es que sepas si te interesa comprar un cochecito dúo o trío.

Cochecito dúo o trío ¿Cuál debería elegir?

Se ha demostrado que una de las decisiones más complicadas para los padres es elegir entre carrito dúo o trío. Pero para eso estamos aquí, te vamos a mostrar todas las claves para que sepas que alternativa encaja mejor con lo que estás buscando.

¿Qué es un cochecito dúo?

Podemos definirlo como el carrito que está formado por dos piezas, sin contar el chasis. Para que te hagas a la idea, por regla general está formado por el capazo o cuco y la silla. En ocasiones también recibe ese nombre los modelos que cuentan con la silleta y el portabebés.

¿Qué es un cochecito trío?

Es el cochecito que está formado por tres piezas, es decir, es algo más completo que el dúo. Como podemos ver en el catálogo de 1000bebes, un cochecito trío no solo es funcional, sino que también es elegante. Por ese motivo, muchos padres optan por esa opción.

El cochecito trío cuenta con tres piezas, a las cuales hay que sumarle la estructura. En concreto está formado por el portabebés, la silla o hamaca y el capazo o cuco. Eso hace que sea un modelo muy completo.

¿Cuál es el objetivo de cada una de las piezas del cochecito?

Como hemos comentado anteriormente, las dos variedades cuentan con diferentes piezas que hacen que el carrito se vuelva un artículo muy funcional. Pero para tomar la decisión adecuada es importante saber para qué sirve cada una de las piezas.

  • Portabebés grupo 0: también conocidos como maxicosis. Es la pieza indispensable para poder llevar al bebé en el interior del coche. Eso sí, nunca se debe usar como sustituto del capazo. Los expertos no recomiendan que el bebé esté más de dos horas seguidas en su interior.
  • Capazo: en ocasiones recibe el nombre de cuco. Se usa para pasear al bebé por la calle en su interior. El bebé siempre está en posición horizontal. A la hora de elegir un capazo de calidad, debes saber que los hay rígidos y transpirables. Estos últimos suelen ser los más demandados, gracias en parte porque muchos de ellos se pueden plegar.
  • Silla: también conocida como hamaca. Se usa para pasear al bebé cuando el mismo deje de usar el capazo. Siempre se posiciona en forma de L, suelen ser reclinables y en muchas ocasiones se pueden plegar.

¿Qué cochecito es el mejor para mí?

Esta es la pregunta que seguramente más te interesa. Pero seguramente ya tengas la respuesta en tu cabeza debido a que sabes diferenciar entre cochecito dúo y trío.

Un estudio ha demostrado que la gran mayoría de padres ven paseando a su bebé por la calle con un capazo y la capota extendida. Esa opción puede ser una buena alternativa siempre y cuando tengas espacio en casa y sobre todo te lo puedas permitir económicamente hablando.

Para que te hagas a la idea, el capazo es cómodo para el bebé como para los padres, de aquí que sea una opción muy interesante. En el interior, el bebé siempre irá protegido de los factores climatológicos, de aquí que la comodidad esté asegurada en todo momento. Incluso durante las vacaciones lo puedes usar como una pequeña cuna, lo que te permitirá no tener que llevar tantas cosas en el coche.

Si tienes claro qué quieres optar por un capazo, nuestros expertos de 1000bebes nos recomiendan directamente optar por los capazos transpirables. Ellos nos informan que casi tendría que ser obligatorio si el uso va a ser principalmente durante los meses de más calor. Por supuesto, tiene que ser de buena calidad y amplio. El objetivo siempre debe ser que el bebé esté cómodo en su interior. Piensa que el capazo comenzará a quedarse pequeño a los cuatro meses aproximadamente.

Las sillitas es otro de los aspectos en los cuales te deberías fijar. A partir del medio año será cuando el bebé comience a usar la sillita. Si el bebé no tiene ningún problema, lo mejor que puedes hacer es optar por un cochecito de bebé con silla reclinable. En caso contrario, los modelos ergonómicos serán la mejor solución.

Si no vas a viajar mucho, entonces debes olvidarte del grupo 0 porque no te va a hacer falta. Si optas por esa pieza, se recomienda no sacar del coche, a no ser que el bebé esté dormido y no quieras despertarlo.

Entonces, ¿apuesto por el cochecito dúo o el trío?

Todo dependerá del uso que le vayas a dar al cochecito. Si tienes claro qué quieres gastar poco y no quieres tener la tercera pieza, entonces con el cochecito será suficiente.

Si quieres que la compra tenga todo lo necesario y no quieres complicarte la vida comprando cosas después, entonces el cochecito trío será la opción que necesitas.

Nosotros no podemos darte una respuesta final porque no sabemos muy bien cuál es tu ritmo de vida. Tú deberás analizar qué esperas hacer junto a tu bebé y así tomar la decisión adecuada. Tómate tu tiempo y no tengas prisa en optar por una decisión. Una vez que lo tengas claro, la compra será más sencilla.

Recuerda, independientemente de la decisión tomada, debes saber que hay muchos cochecitos entre los que elegir. Compara y siempre compra por internet para disfrutar de los mejores precios. El ahorro comprando online es muy grande, de aquí que la gran mayoría de cochecitos se vendan por ese medio.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter