Consejos

Qué tipos de boyas marinas hay

Las boyas son balizas flotantes que se encuentran en el mar o en el río y con el objetivo de evitar que se muevan del lugar, las boyas se anclan al fondo. El fin de una boya puede ser muy diverso, de aquí que actualmente haya una amplia variedad de boyas.

Normalmente las boyas suelen ser huecas y muchas de ellas cuentan con gas neutro o aire para conseguir flotar en el agua de una manera más sencilla. También podemos encontrar boyas de calidad que están rellenas de espuma de poliestireno para evitar que el agua pueda entrar en su interior y en consecuencia conseguir que no se pierda su eficacia. Hay que tener en cuenta que las boyas flotan a través del principio de Arquímedes, de aquí que sean tan eficaces y aguanten en el tiempo. Una vez que sabemos algo sobre las boyas, es el momento de mostrarte los principales tipos de boyas marinas que hay actualmente en nuestros mares.

Boyas náuticas

Las boyas náuticas son las boyas que solemos encontrarnos en las playas y zonas de recreo. El objetivo principal de esas boyas es la separación de la zona de las embarcaciones de la zona de ocio para evitar cualquier tipo de accidente.

Normalmente estas boyas se fabrican con polietileno en una sola pieza. Estas boyas se suelen pintar con colores llamativos para que las embarcaciones como las personas que nadan por la zona puedan verlas con facilidad. A esto hay que añadir que se suelen incluir filtros UV para evitar que el sol vaya eliminando el color con el paso del tiempo.

Boyas de acero

Las boyas de acero son fabricadas a través de una arquitectura sencilla que se lleva usando durante mucho tiempo, de aquí que en muchas ocasiones sean consideradas como boyas tradicionales.

Para conseguir que las boyas puedan flotar, siempre se suelen usar flotadores con un tamaños determinados que permiten que pueda flotar. Los flotadores de las boyas suelen contar con tratamientos especiales que hacen que el mantenimiento sea inferior y pueda llegar hasta los cinco años.

Boyas de amarre

Estas boyas están destinadas a amarrar embarcaciones, normalmente grandes barcos que por diferentes motivos no pueden acceder al puerto. Pero también se pueden usar con otros objetivos como plataformas de sondeo, estaciones meteorológicas entre otros fines.

La construcción es maciza, lo que quiere decir que es casi imposible el hundimiento de la boya, incluso cuando hay grandes olas o un barco choca con la boya. Es un tipo de boya que se fabrica para aguantar los temporales y los posibles golpes de las embarcaciones.

Boyas de elastómero

Este tipo de boyas están acompañadas de un gran flotador que garantiza que la boya flotará sin ningún tipo de problema, gracias a su elasticidad y ligereza. Normalmente se suelen fabricar a través de espuma de polietileno tratado especialmente para evitar que pueda absorber el agua y comprometer el futuro de la boya. Luego se le da una capa de color para que la boya se pueda ver desde lejos y así evitar los choques.

Gracias a su composición, son unas boyas muy estables y es muy difícil hundirlas, incluso si sufren impactos importantes. Sin olvidar que no sufren deformaciones gracias a su buena arquitectura.

Boyas de polietileno

Este tipo de boyas cuentan con un flotador de polietileno que garantiza una gran estabilidad de la boya sobre el agua. Además de ese material, la boya está compuesta por otras partes metálicas para conseguir que la boya pueda aguantar lo máximo tiempo posible en el mar, incluso si se instala en un mar el cual suele sufrir grandes temporales. Para conseguir esa resistencia se suele apostar por el acero galvanizado.

Uno de los puntos fuertes de este tipo de boya es que dependiendo del fin que se le quiera dar, se pueden personalizar, lo que hace que sean una opción muy interesante para muchos perfiles.

Boyas articuladas

Este tipo de boya se suele instalar normalmente en las zonas donde hay poco calado y hay poco espacio si no se quiere reducir el tráfico de los barcos por la zona.

Las boyas articuladas no son todas iguales, sino que se fabrican a medida para adaptarlas a la zona donde se van a instalar. No hay que olvidar que estas boyas cuentan con un flotador también a medida y que permite que la boya siempre cuente con una buena estabilidad, incluso si está fondeada en una zona con fuertes corrientes o con muchas olas.

Boyas de espeque

Suelen ser de elastómero y destacan por ser pequeñas y muy ligeras. Son perfectas cuando se busca un tipo de boya de fácil instalación y la apariencia visual es alta, lo que las hace realmente interesantes.

Cuentan con la compañía de un flotador elástico y ligero que suele estar fabricado con espuma de polietileno de celular cerrada. El objetivo de usar este material siempre es el de evitar que el agua pueda ser absorbida y en consecuencia se consiga una mayor estabilidad. Y gracias a su composición, las boyas son muy resistentes a los posibles impactos por parte de las embarcaciones.

Votos realizados: 1. Valoración media 5/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter