La historia de mis Webhostings/Hospedajes

Cuando uno decide “hacer una página Web” debe pasar por muchas fases. Una de esas fases es decidir dónde contratar el hosting.

El mundo de los hospedajes Web es enorme, con una oferta gigantesca, de forma que el que se está iniciando no hace sino marearse, buscar durante mucho tiempo, y no conseguir otra cosa más que la indecisión.

Y esto lo digo con conocimiento de causa, ya que se acerca mi decena de años teniendo páginas Web lidiando con este tema tan espitoso, con enormes desencantos y pocas buenas noticias.

Así pues, aprovecho para contar un poco mi historia y hablar un poco de las experiencias de otros compañeros webmasters, y si eso os puede ayudar de algo bienvenido sea :D

Ahora mismo no recuerdo muy bien el porqué, pero desde que me conecté por primera vez a Internet (allá por el 96, cuando iniciamos una dura cruzada por la “tarifa plana”), además de conectarme al IRC demasiado frecuentemente (y siempre por la noche, porque el módem de 14,4 Kbps no daba para demasiadas alegrías durante el día), me llamaba mucho la atención el tener una página Web.

En esos tiempos, Altavista marcaba el ritmo del mundo Web,  jeje. La cosa es que con mi conexión a Arrakis, se nos ofrecía un espacio Web gratuito, con una url que, si no recuerdo mal, era ésta: http://www.arrakis.es/~vija, con la virgulilla incluida y sin poder elegir qué iba detrás de ésta. Por supuesto ese hospedaje Web dejaba muchísimo que desear, y poca cosa se podía hacer más que subir HTML puro y duro. Por cierto, esa primera Web la llamé “el mundo de Murphy”, y pretendía ser lo que hoy en día se denomina un “Blog personal”.

Animado por mis más de 10 visitantes diarios, leyendo las historietas de un adolescente, se me ocurrió una “brillante idea”: ¿por qué no hacer una Web donde se puedan intercambiar apuntes y libros? Probablemente no diga fechas con exactitud, pero estaríamos hablando del 97 o el 98.  En ese caso, la Web la hospedé con Geocities, un hosting gratuito que en su momento fue la revolución y uno de los dominios más solicitados de la red. A parte de HTML, te dejaban programar algo de CGI… ¡¡increíble!!

Pero esa Web cayó en el olvido. Yo no tenía tiempo ni muchas ganas de aprender. Además, conocí otra Web con temática muy similar, que estaba empezando pero que ya tenía la friolera de 300 visitas al día. Además, esa Web era mejor que la mía y aún había muchas ideas por explotar. Se llamaba elrincondelvago.com

Pero fue en 1999 cuando inicié la primera Web con verdadera “repercusión”, y que hoy en día es mi preferida por muchos motivos: discotequeros.com. En ese momento pude comprar también el dominio discotecas.com, pero como el registro valía 5000 pesetas (30 euros), me eché atrás. La web comenzó el 1 de Agosto de 1999 con geocities, con la url www.geocities.com/vija (http://web.archive.org/web/*/http://geocities.com/vinafer), pero para noviembre ya recibía más de 300 visitas y decidí comprar el dominio discoteqeros.com en www.registrateya.com. Además, ya no quería publicidad en mis Webs, así que opté por mi primer hosting de pago: www.hostspain.com. Busqué bastantes empresas de hospedaje, casi todas norteamericanas, pero al final me decidí por esta empresa española, porque era barata y parecía tener un buen servicio.

HostSpain.com resultó sacarme de mis casillas. El tiempo de respuesta del servicio técnico no era del todo malo, pero en cuestión de tres años nunca cambió sus tarifas ni sus servicios ofrecidos. Algo totalmente escandaloso y avergonzante, pues de 1999 pasábamos de que la tarifa plana era una novedad y RDSI era el futuro, a 2001, donde ADSL tenía muy buena pinta.

Así que no tardé en cambiarme a www.aruba.it. Una empresa de telecomunicaciones italiana, que se ve que le sobraba sitio, ancho de banda y equipos, porque ofrecían (y ofrecen) espacio en disco y ancho de banda ilimitado, algo que incluso hoy en día casi nadie se atreve a ofrecer. Además, el precio era de 49$ al año, con lo que no había vuelta de hoja: había que cambiarse. Contraté el hospedaje para ASP (aún no existía ASP.NET 1.0). De hecho, durante dos años no estuvo mal su servicio.

Un par de veces a la semana, durante unos diez minutos sus servidores no respondían. No era para menos, cada servidor hospedaba más de mil páginas Web, y el servicio de atención al cliente… eso no tenía nombre. Tardaban días en contestar y NUNCA, repito NUNCA ofrecían una respuesta acorde con la pregunta. Para mí o contestaba un robot, o no me entendían, o seguían la táctica de “vamos a contestarle rápido a ver si se cansa y no vuelve a protestar”.

La cosa es que discotequeros.com superaba ya las 1500 visitas al día, pero cierto día de Agosto, en plenas vacaciones estivales, me cortaron el servicio sin previo aviso. De hecho yo me enteré casi una semana después (vacaciones e Internet son incompatibles), y entre unas cosas y otras, la Web pasó más de un mes sin servicio. Lo que realmente me molestó es que ni me avisaran, porque al fin y al cabo ellos tenían razón: mi base de datos era Access y con mi cantidad de visitas ocupaba casi el 100% de la CPU, jejejeje.

La solución fue pasarse a MySQL. Hay que tener en cuenta que en esa época era poco más que un aficionado, que sabía ASP lo justo, y MySQL sólo me sonaba de oídas. Es lo que tiene ser un autodidacta cuando tu vida se basa en sacarte la carrera de ingeniería superior de telecomunicaciones.

Pero la historia con aruba no paró ahí, al tiempo me avisaron de que producía un tráfico Web demasiado elevado y que me iban a cerrar la cuenta (¡avisaron!). Era increíble, pero ofrecían ancho de banda ilimitado, pero en las cláusulas del contrato ponía que ellos decidían acerca de la exclusión de Webs con ancho de banda excesivo… para banda ellos, pero de gañanes.

De nuevo a cambiar de hospedaje. Le he llegado a coger mucho miedo a lo del cambio de hospedaje, jeje. Otra vez a buscar sitios y más sitios. Después de dar muchas vueltas, me decidí por hospedar los servicios del que es el registrante de dominios más grande de la Web: GoDaddy.

En su momento pasé el nombre del dominio de registrateya.com a namecheap.com y de namecheap a aruba, pero me obligaron a cambiar a GoDaddy. La verdad es que la gestión de dominios siempre ha sido muy bueno y barata. Ahí nunca he tenido ningún problema. Sólo algunos problemillas con el “bloqueo de dominio” con aruba, pero poco más.

La verdad es que GoDaddy.com prometía. No era el más barato, pero es una empresa enorme, reconocida y con un buen servicio técnico, rápido y con respuestas de calidad. De hecho, lo puedo aconsejar para Webs pequeñas-medianas, porque la relación calidad precio es muy buena.

Sin embargo, yo tuve feos problemas con ellos. Con GoDaddy crecí como webmaster, y llegué a hospedar con ellos hasta 20 dominios activos (ahora ya con ASP.NET 2.0). Pero algunas Webs se hicieron muy grandes y encontré algunos feo bugs que repercutían mucho en el rendimiento. Bueno, más que encontrarlos me los encontraron, porque un buen día GoDaddy decidió que una de mis Webs más pequeñas (www.deporteynutricion.net) consumía demasiada CPU y me cortaron el servicio.

Obviamente me entró de nuevo el pánico, porque ni tal si quiera me avisaron… y si hacían los mismo con mis otras 19 Webs!! Algunas de ellas eran demasiado importantes.

Pánico justificado, porque en poco tiempo me fueron dando de baja algunas Webs, mientras yo trabajaba en resolver esos feos (e imperdonables) bugs.

Al fin resolví el problema, y me volvieron a aceptar los hospedajes… pero yo ya no me fiaba de ellos. ¡Ni mucho menos! Así que llegó un nuevo cambio (espero que sea el último). Me decidí contratar un Servidor Privado Virtual, que es como un servidor dedicado, pero compartido de forma virtual con hasta otras cinco personas.

Tras mucho buscar, me decidí por una empresa joven, de buen precio y buenos servicios: www.aspnix.com. Hoy en día sigo con ellos, y creo que fue una decisión acertada.

Al principio tuve que lidiar sólo con el VPS (Virtual Private Server), configurar los FTP, los servicios Web, ASP.NET, etc. Realmente no es algo complejo, pero una cosa es la teoría y otra la práctica.

Durante todo el tiempo que llevo con www.aspnix.com no han sido todo rosas. He tenido feos problemas con ellos, como reiniciaciones de servidor (yo creo que por problemas de alimentación), problemas con DNS, o un servidor de Base de dato sobreutilizado. Incluso hubo algún momento en que me planteé comprarme un servidor y contratar un housing (en Valencia, mi ciudad, hay buenas empresas de housing), pero eso implicaba gastos demasiado grandes (es el problema que tiene ASP.NET, unos gastos con licencias muy fuertes).

La gran diferencia es que la atención al cliente en aspnix es SOBRESALIENTE. Contestan en muy poquito tiempo, de forma muy personal y con gente altamente cualificada. Siempre que hay algún problema sé que va a ser solucionado, incluso cuando ha sido culpa, mía por alguna mala configuración. Ellos no tienen problemas en conectarse a tu ordenador, echarle un vistazo a la configuración y resolverlo ellos mismo. Otras empresas cobran hasta 60$/hora por este servicio.

Además, tiene un programa de referidos (http://www.aspnix.com/Support.aspx?cid=22), así que si te decides por aspnix y te caigo bien, pues echarme una mano sólo con dar mi mail de contacto (subgurimARROBAgmailPUNTOcom).

En cuanto a experiencias de amigos, puedo sintetizar varias conclusiones:
-          Si tienes varias Webs, lo mejor es un servidor dedicado o un servidor privado virtual
-          Si no eres una gran empresa, no elijas un hosting español. Son todos pésimos.
-          www.aspnix.com es siempre una buena opción
-          www.orcsweb.com es muy caro. ¡Mucho! Pero es el Ferrari de los hostings. Son simplemente los mejores.
-          Siempre puedes echar un vistazo a mi Web sobre hospedajes. La hice en un par de días y tengo algo abandonada, pero es un interesante punto de información.

¿De verdad has llegado a leer hasta aquí?