Tipos de platos de ducha y materiales

Tanto si estás pensando en hacer obras en tu cuarto de baño como si estás diseñando tu casa, es importante valorar los distintos platos de ducha que existen. A continuación te presentamos una completa selección con los mejores platos de ducha disponibles en el mercado y los distintos materiales con los que están elaborados. Sigue leyendo para conocer cuáles son los principales materiales utilizados para su elaboración y los distintos platos de ducha que existen.

Tipos de platos de ducha

En primer lugar, podemos diferenciar los platos de ducha dependiendo de sus formas y dimensiones. Para escoger entre unas y otras opciones es importante valorar el tamaño de nuestro cuarto de baño y el espacio que tenemos disponible para poder realizar la elección correcta. Por ejemplo, para los cuartos de baño con espacio de menos de 3,5 metros cuadrados los platos de ducha más recomendados son los cuadrados o los de cuarto de círculo. Los modelos de cuarto de círculo son platos de ducha que ocupan muy poco espacio y que permiten la instalación de la ducha en baños pequeños y medianos en los que queramos dejar más espacio para otros elementos.

Del mismo modo, para los cuartos de baño más grandes encontramos los platos de forma rectangular, además de poder utilizar también los modelos de cuarto de círculo y los cuadrados según nuestras necesidades.

Tipos de materiales

Asimismo, los platos de ducha también pueden estar elaborados con diferentes materiales. Los platos de cerámica o de gres están fabricados con arcilla, con arenas silíceas y con feldespato. Son los platos más económicos que existen, y además son especialmente resistentes y duraderos ya que no se vuelven amarillos con facilidad. Ahora bien, son muy pesados y bastante frágiles. También son interesantes para prevenir la proliferación de bacterias y son sencillos de limpiar.

Del mismo modo, los platos de ducha de resina y de cargas minerales combinan mármol y resina y se caracterizan por ser extra planos. Estos platos pueden instalarse a ras de suelo y facilitan mucho el acceso a la ducha. En la actualidad son de los más populares que existen para los cuartos de baño, ya que además de ser funcionales y seguros pueden encontrarse en un gran número de colores diferentes.

Por su parte, los platos de ducha acrílicos están compuestos por una parte interna de fibra de vidrio o de poliuretano y por una capa externa de materiales acrílicos. Finalmente encontramos los platos de ducha de piedra natural, que pueden elaborarse con granito, con pizarra o con mármol, aunque son menos resistentes a los golpes. Estos platos tienen una resistencia alta a los arañazos, son impermeables y antideslizantes.

Diferencia entre un plato de ducha de resina y un plato de carga mineral

Realmente los platos de ducha de resina y los de carga mineral son los mismos, aunque hay matices. En la mayoría de casos se trata de platos de ducha que incorporan resina y cargas minerales, es decir, poliéster y cargas diferentes. También pueden tener una cobertura de gel coat que los hace impermeables y duraderos. Sus acabados pueden imitar la piedra natural sin tener que gastar en exceso en el plato de ducha.

Estos platos se fabrican con cargas minerales y con resinas, y es posible diferenciar tres tipos diferentes. Los que llevan grandes cantidades de cargas minerales y menos resina, con lo que tienen precios competitivos per son menos duraderos, los mixtos con algo más de resina que son resistentes, porque además llevan cargas minerales de mayor calidad y los que están fabricados íntegramente con resina o poliuretano, que son irrompibles y sencillos de reparar. Si quieres encontrar platos de ducha de la mejor calidad con estas características en PlatosyGrifosdeDucha puedes encontrar algunas opciones interesantes para tu cuarto de baño.

Diferencia entre un plato de ducha acrílico y un plato cerámico

Por otro lado, podemos diferenciar entre los platos de ducha acrílicos y los cerámicos. Los acrílicos son más modernos y están fabricados con fibra y reforzados por dentro para aportarles consistencia. Son más cálidos al tacto y resbalan menos, además de que son bastante ligeros. El refuerzo de estos platos suele realizarse con fibra de vidrio y con resinas, y además son modelos resistentes al rayado y a los golpes. También son platos de ducha especialmente higiénicos, ya que la capa del acabado no tiene poros, lo que impide que proliferen las bacterias en la ducha.

Los cerámicos por su parte se fabrican con pastas de caolín o de cuarzo, y se someten a vitrificaciones. Son resistentes al rayado aunque es probable que se rompan por golpes fuertes. Del mismo modo, son lisos e higiénicos.

Diferencia entre un plato de ducha de resina y uno de pizarra

Finalmente, debemos diferenciar entre los platos de ducha de resina y los platos de pizarra. Realmente, según los expertos, se trata de platos similares, porque la masa que los compone es igual, pero se diferencian en que la capa superficial o el recubrimiento es diferente. Los platos de ducha de pizarra tienen unos acabados que imitan a la piedra, mientras que los platos de ducha de resina se fabrican con pizarra, con terminaciones lisas o con granito. De hecho, existen fabricantes que han incluido diferentes acabados para conseguir desmarcarse en el mercado, incorporan opciones como el gresite, por ejemplo. Los platos de pizarra suelen ser de un color azulado oscuro opaco, y a nivel de estructura es un material denso, muy duro y con grano fino.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter