Consejos

Qué es el método bumping y cómo podemos evitarlo

Seguro que alguna vez has oído hablar del método bumping en las noticias. Se trata de un método que utilizan los amigos de lo ajeno para robar de forma sencilla, eficiente y con éxito en la mayoría de casos. Aunque viene utilizándose desde hace varias décadas, todavía son muchos los hogares, oficinas y empresas vulnerables a este tipo de técnicas. En este artículo te contamos qué es el método bumping y te damos los mejores consejos para que aprendas cómo evitarlo.

Qué es el bumping

El bumping es un método de robo que se viene utilizando desde hace ya bastantes años. El método ha ido evolucionando con la implementación de nuevos sistemas de seguridad en las puertas. De esta manera, ha mejorado su efectividad y ha ido alcanzando popularidad entre los ladrones, pero también entre los fabricantes de las cerraduras de seguridad, que en la actualidad han aprendido a implementar diferentes medidas para que esta técnica de robo no suponga un gran problema.

En concreto el bumping es un método que lo que quiere conseguir es el lograr abrir puertas sin tener la llave de los propietarios, pero sin forzar la cerradura.

Para ello se debe introducir una llave manipulada en el cilindro de la cerradura. Después se dan golpes a la llave para que los pistones del cilindro bailen. De esta manera, todos los pistones saltan de forma simultánea al golpear la llave, consiguiendo que finalmente la llave pueda girar y que la puerta pueda ser abierta. El bumping, que también se denomina ramping, es una técnica muy rápida que puede hacerse en menos de un minuto y que no dañará el sistema de cierre de la puerta, con lo que a primera vista es muy difícil de detectar.

La clave para realizar el método bumping es contar con una llave bump, la que se introducirá en la cerradura y se golpeará para que los pistones salten. Pero no vale cualquier llave, sino que se trata de llaves especiales que suelen encajar en todo tipo de cerraduras y que se ubican hacia abajo para poder golpearlas con algún objeto como un martillo y de esta manera lograr abrir la puerta. Encontrar una llave bumping no es nada complicado, porque pueden fabricarse mirando tutoriales o comprarse directamente por Internet.

El bumping es una técnica que tiene su origen en el trabajo de los cerrajeros como técnica, ya que éstos la utilizan para abrir puertas legalmente cuando los propietarios se lo piden por diversos motivos, pero en la actualidad es una de las técnicas de robo más peligrosas que existen porque es capaz de burlar algunos sistemas de seguridad. Se trata de un método tan sencillo que cualquier usuario que quiera entrar en una casa ajena puede probar hasta tener suerte.

Cómo prevenir el método bumping

Como decimos, otro de los mayores peligros del método bumping es que no deja rastros de forma visible desde el exterior de la puerta. De esta forma, en muchos casos documentados muchas aseguradoras no dan cobertura a las viviendas que han sido robadas mediante estos medios, ya que alegan “falta de rotura en la puerta de acceso”. De esta manera, es fundamental buscar soluciones para luchar contra el método bumping, siendo los bombines antibumping una de las mejores alternativas para hacer frente a los ataques externos con esta técnica.

Además, es importante saber que una misma cerradura o puerta de seguridad será más o menos vulnerable al bumping según el cilindro que se instale en dicha puerta. En la actualidad podemos encontrar en el mercado cilindros con una gran resistencia al bumping, siendo las mejores opciones las que resistirán durante más tiempo un ataque con este tipo de técnica.

Los profesionales de la seguridad recomiendan por tanto instalar puertas acorazadas con cilindro antibumping. Si quieres encontrar una puerta con estas características y valorar las mejores marcas puedes consultar con un buen profesional como este cerrajero barato en Valencia, que te ayudará a valorar lo que de verdad necesitas para proteger tu hogar y a los tuyos de los ataques con el método bumping. Es importante que el cilindro esté siempre garantizado por el fabricante, para que nos aseguremos de que va a contar de verdad con características antibumping. Si escogemos uno de estos cilindros debemos tener en cuenta que no se trata de sistemas infalibles, pero sí que garantizarán que la apertura por la técnica bumping hará casi imposible la entrada en casa de los intrusos.

Por otro lado, otra de las mejores alternativas para hacer frente al método bumping pasa por seleccionar puertas de seguridad diferentes. Es decir, puertas con mecanismos de defensa que escondan directamente la entrada de la llave para que así los ladrones no puedan atacar directamente el cilindro con el método bumping.

En este caso hablamos de puertas acorazadas que directamente esconden el cilindro con otros elementos de seguridad como los protectores magnéticos abocardados. Existen otros sistemas, pero todos ellos deben ocultar la entrada de la llave impidiendo que se pueda introducir ningún tipo de llave bumping. Del mismo modo, estos sistemas son también interesantes para prevenir otros ataques vandálicos, como por ejemplo que puedan introducir pegamento o silicona en nuestra cerradura.

Asimismo, otra alternativa interesante que recomiendan los expertos son los bombines antibumping. Estos sistemas evitan que los ladrones puedan golpear la llave trucada cuando la introduzcan en la cerradura, con lo que, de esta manera, será imposible que puedan golpearla, dañar el interior de la cerradura y abrir la puerta.

Del mismo modo, si quieres añadir un plus de seguridad a tu hogar, los expertos recomiendan también los cerrojos de seguridad. Se trata de un tipo de cerrojos que no se pueden abrir con la técnica del bumping, con lo que son uno de los mejores elementos de seguridad para complementar a una cerradura antibumping que puedes escoger. Estos cerrojos es mejor ponerlos en el sistema de bloqueo para que nadie pueda abrirlos cuando te encuentres dentro de casa y pulses el botón, con lo que tu familia y tú podréis descansar con mucha más tranquilidad.

Por último, cabe reseñar que si estás pensando en cambiar de puerta debes tener claro que los últimos modelos suelen incluir cerraduras antibumping, pero si te preocupa este problema deberías preguntar y asegurarte antes de que la puerta que piensas instalar en tu hogar de verdad cuenta con este sistema de seguridad para evitar contratiempos y mantener la seguridad en casa en unos niveles altos.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter