Qué es la dieta barf para perros y cachorros

Cada vez son más las personas que optan por basar la alimentación de sus perros y gatos en dietas naturales con carnes, huesos, vegetales, etcétera, que estén crudos. Esto es lo que se conoce comúnmente como dieta BARF por sus siglas en inglés, que en castellano vendría a significar Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada.

Como debes saber, una correcta alimentación será siempre el factor fundamental para el desarrollo y el bienestar de nuestras mascotas, por lo que no tendremos que elegir a la ligera la nutrición de las mismas, sino que requerirá de la opinión de especialistas. Son muchos los veterinarios que opinan que alimentar a nuestros perros a base de comida natural, como es la dieta barf, comporta una serie de beneficios que no pueden ser comparados con los piensos procesados o la comida húmeda.

A lo largo de este artículo te hablaremos sobre la dieta barf, en qué consiste y cuáles son las ventajas de las que tu perro o tu cachorro se beneficiará si la sigue.

En qué consiste la dieta Barf

Como ya te hemos comentado al iniciar este artículo, la dieta Barf tiene como principio alimentar a los perros, gatos y otros animales domésticos en base a alimentos crudos. Esta dieta fue elaborada por el veterinario Ian Billinghurst, haciendo que se componga de huesos crudos con más de un 50% de carne, carne magra, órganos, vísceras o cartílagos y frutas y verduras.

De esta manera, se observa que consistirá, principalmente, en alimentar a nuestras mascotas con productos frescos, naturales y saludables, a semejanza de los que ingerimos nosotros, pero con la diferencia de que estarán especialmente adaptados a sus necesidades nutricionales, que variarán en función de la edad y el peso del animal.

A qué edad puedo alimentar a mi perro con la dieta barf

Cuanto antes, mejor. Todos los perros, tengan la edad que tengan, pueden beneficiarse de la dieta barf, incluidos los cachorros. Esto se debe a que, cuanto más jóvenes comiencen a acostumbrarse a la dieta barf, menos alimentos procesados de poco valor nutritivo y una gran cantidad de tóxicos estarán consumiendo.

Además, la transición del pienso al alimento crudo es mucho más sencilla de realizar en los cachorros que en los perros senior, ya que éstos últimos llevarán una gran cantidad de tiempo asumiendo como único el pienso y, por lo tanto, requerirán de un tiempo más prolongado para realizar la transición sin desarrollar problemas de carácter digestivo.

Como ves, no existe una edad que sea demasiado temprana para hacer que nuestra mascota comience con su dieta barf, altamente nutritiva y saludable. De hecho, lo más recomendable sería empezar con este tipo de dieta una vez el perro haya sido destetado, haciendo que, así, el animal pase a ingerir los alimentos para los que su organismo ha sido genéticamente diseñado. A fin de cuentas, los perros son el resultado de años de domesticación y evolución de los lobos, que no comen ni pienso ni galletitas.

Ingredientes de la dieta barf para perros y cachorros

La dieta Barf trata de emular lo que tu perro comería en libertad, por lo que los ingredientes más normales que deberás incluir en este tipo de alimentación serán las carnes frescas y preferiblemente magras (ternera, pollo, conejo, buey) mezcladas con huesos carnosos que sean fácilmente masticables y que no conlleven un riesgo de astillarse causando lesiones en las encías de nuestro animal y todo un compendio de frutas (sin corazón ni pepita como la manzana o el plátano) y verduras (coliflor o espinacas) de temporada.

Siendo así, la dieta barf es mucho más económica que los piensos o botes de comida húmeda que compramos en el veterinario o el supermercado. Eso sí, deberás poner especial cuidado en hacer que los ingredientes naturales que compres sean de calidad, sin químicos y sin estar procesados, por lo que te recomendamos que los adquieras en carnicerías y verdulerías.

Beneficios de la dieta barf para tu perro y cachorro

Conseguirás que sus dientes queden libres de sarro y, así, evitarás el mal aliento. Además, el tipo de alimentación también está estrechamente relacionado con el olor que exude tu perro, por lo que conseguirás que éste huela mejor y que tenga un pelo más sano y brillante. Su piel estará más hidratada y beberá menos agua, mejorando su digestión al huir del pienso seco.

Las heces serán menos voluminosas, ya que se aprovecharán mejor los nutrientes de los alimentos que ingiera. Además, éstas serán menos olorosas. Y, por último, pero no menos importante, sus sistema inmunitario se verá fortalecido.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter