Medidas de seguridad frente al COVID durante encuentros entre adultos

El COVID está cambiando nuestra forma de ver la vida. Si en nuestro día a día actuamos de una manera diferente, en nuestras relaciones sexuales también lo tenemos que hacer para intentar prevenir en la medida de lo posible contagiarnos del Coronavirus. Actualmente vemos al virus con menos miedo que en la primera oleada, pero hay que seguir tomando algunas medidas de seguridad para reducir el riesgo de contagio.

El coronavirus no tiene que ser un impedimento para tener relaciones sexuales. Podemos seguir disfrutando del sexo con nuestra pareja como lo veníamos haciendo hasta el momento, pero con algunas limitaciones. Gracias a la ayuda de este interesante artículo de casual-escorts.com, podemos mostrarte las cosas que puedes seguir haciendo con normalidad y las que deberías evitar en tus relaciones. Tener sexo seguro será más fácil.

Pero antes de entrar en detalles quiero dejar claro que el sexo como la masturbación son muy beneficiosas para la salud. En la revista Kinsley se ha demostrado que ambas cosas ayudan al sistema inmunitario. Es decir, con una buena vida sexual podemos conseguir un mayor número de defensas. En cierta manera se podría decir que el sexo es una gran herramienta para estar protegidos para el COVID. Pero no solo con las relaciones sexuales se consigue el aumento de las defensas del cuerpo. Se ha demostrado que las personas que se masturban de manera regular también pueden disfrutar de una mejora de su sistema inmune. Así se reduce el riesgo de sufrir infecciones y se puede disfrutar de una vida más saludable. En contra de lo que se pensaba antes, la masturbación es muy beneficiosa para la salud.

Llama la atención que otros estudios han demostrado que la personas que tienen facilidad para llegar al orgasmo son personas que tienen más opciones de tener niveles altos de inmunoglobulina A.  Esa proteína es una de las principales a la hora de luchar contra los resfriados, gripe y contra el coronavirus. Por ese motivo, hay que fomentarla a través del orgasmo para tener menos probabilidades de conseguir infectarnos. Y en caso de infectarnos sea más fácil superar la enfermedad que tanto está preocupando a nivel mundial.

Con la masturbación no solo se puede conseguir a nivel individual o en pareja una sensación realmente placentera. Se ha demostrado que es mucho más. Con la masturbación se consigue liberar una serie de sustancias químicas complejas. Una de las más importantes es la dopamina. Es una sustancia que ayuda a la persona a tener una sensación de mayor bienestar y placer. Por ese motivo es importante liberarla a la hora de sentirse mejor consigo mismo. Por ese motivo, durante el confinamiento total la masturbación fue una buena vía de escape para muchas personas. En cierta manera era como una herramienta para aislarse un poco del mundo y así superar la fase con algo menos de preocupación.

Con esto podemos concluir que durante la pandemia no tenemos que buscar sexo sin ningún motivo, sino que tenemos que buscarlo para escapar de la rutina y a su vez poder reforzar el sistema inmunológico.

¿Qué se puede hacer?

Para tener sexo seguro y así reducir en la medida de lo posible el contagio del coronavirus podemos hacer sin problemas lo siguiente:

  • Masturbación: como hemos comentado anteriormente, la masturbación no solo ayuda a pasar el tiempo, sino que es muy recomendable para ayudar a la persona a nivel psicológico y de salud. Es una fórmula de placer que no provoca ningún riesgo de contagio y ayuda de manera directa al sistema inmunitario. Así estamos más fuertes ante el coronavirus y otras enfermedades.
  • Webcam: el sexo online con nuestras parejas también es una buena fórmula de disfrutar del uno del otro, aunque sea a distancia. Aunque pueda parecer mentira, gracias a una webcam podemos disfrutar de momentos de excitación elevada. En este caso aparecerá la Serotonina, una hormona que se encarga de que la persona se pueda relajar y pueda tener mayor felicidad.

¿Qué está prohibido hacer?

No es que realmente esté prohibido, sino que en la medida de lo posible se recomienda evitar las siguientes prácticas para evitar el contagio de coronavirus. Hay que evitarlo sobre todo si la persona que tenemos delante no es nuestra pareja fija.

  • Besos: se ha demostrado que una de las principales vías de trasmisión del virus es a través de las gotitas respiratorias. Si no se lo queremos poner demasiado fácil al virus, en la medida de lo posible hay que evitar los besos. Si nos besamos, la saliva será el principal foco de contagio. Es decir, si la otra persona está infectada con el virus, la probabilidad de contagiarnos nosotros también será realmente alta. Por ese motivo se ha demostrado que besarse es una práctica realmente arriesgada. Si puedes, evítalo y espera a que todo vuelva a la normalidad. Ya queda menos.
  • Sexo con mascarilla: muchas personas piensan que lo mejor es tener relaciones sexuales con mascarilla. No te lo recomendamos porque el virus realmente puede estar en cualquier parte del cuerpo. De momento no se ha demostrado que el virus también pueda estar presente en el semen o en los flujos vaginales. Pero para evitar riesgos, lo mejor que se puede hacer es usar protección. Un condón no solo ayudará a evitar el embarazo, también ayuda a que el contagio por la parte baja no se produzca.
  • Tocamientos: eso supone tener que estar al lado de la otra persona. Es una experiencia erótica, pero presenta un riesgo alto. Si no es tu pareja habitual, intenta evitar los tocamientos y el sexo en físico en la medida de lo posible. El virus se está expandiendo con mucha facilidad y el contacto físico se lo pone muy fácil. Sobre todo, cuando dos personas están desnudas. En ese caso, la mejor opción puede ser la de optar por la webcam. No es parecido, pero también nos ofrece una gran excitación y podemos tener la certeza de que el sexo así será totalmente seguro para nuestra salud.
Votos realizados: 1. Valoración media 5/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter