Preguntas frecuentes sobre la compra de un fregadero de cocina

¿Te estás planteando adquirir un nuevo fregadero de cocina y quieres resolver todas tus dudas para poder hacer la elección correcta? A continuación te presentamos una completa recopilación de preguntas frecuentes sobre la compra de un fregadero que debes tener en cuenta para poder escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cuánto cuesta un fregadero de cocina?

Sin duda el fregadero es uno de los elementos básicos que no puede faltar en una cocina, junto con la encimera, el grifo, la zona de lavado y la zona de preparación de los alimentos. De esta manera, aunque es posible encontrar fregaderos de baja calidad por debajo de cien euros, los fregaderos de buena calidad y de gama media suelen rondar los 300 euros, aunque también es posible encontrar opciones exclusivas mucho más caras que incluso pueden llegar a superar los 1000 euros, según los expertos.

El precio de los fregaderos dependerá de calidad de los materiales seleccionados, pero también de su tamaño y características concretas (número de cubetas, extras, etc.), así como de su diseño y de la gama que escojamos para ubicar en nuestra cocina. El tipo de encastrado o ubicación del fregadero (bajo encimera, sobre encimera) también determinará su precio, siendo fundamental valorar diversas opciones y presupuestos antes de seleccionar nuestro fregadero si queremos hacer la elección perfecta.

¿Cuál es el mejor material para un fregadero?

Del mismo modo, a la hora de escoger el material para tu fregadero debes valorar las mejores opciones dependiendo de tus necesidades y gustos personales. Por ejemplo, los fregaderos de porcelana tienen un estilo actual y moderno, son compactos y elegantes. Los fregaderos de materiales sintéticos, por su parte, son bastante cómodos, porque no tienen que limpiarse de forma constante para eliminar restos de cal. También son interesantes porque ofertan la posibilidad de ubicarlos en la misma encimera, quitando las juntas más molestas, y están disponibles en muchos colores distintos.

Por su parte, los fregaderos de piedra natural son también muy coquetos, y destacan especialmente por su gran dureza y por su increíble belleza, aunque hay que darles algunos cuidados especiales para conservarlos bien, porque al ser materiales naturales se desgastan rápidamente.

Del mismo modo, los fregaderos de cocina de mármol pueden fabricarse de una pieza junto a la encimera, aunque también existen modelos sobre encimera, y a nivel de acabados y estética son otra de las mejores alternativas.

Ahora bien, si estás buscando un fregadero funcional y eficiente, sin duda el mejor material que puedes elegir es el acero inoxidable. Sin duda es el material más usado en la fabricación de fregaderos, ya que cuenta con unas prestaciones muy buenas: con una gran resistencia y durabilidad, una eficiente higiene y una interesante facilidad de limpieza. Existen modelos acabados, matizados o pulidos, tanto para ubicarlos bajo la encimera como para colocarlos sobre la encimera. Algunos modelos pueden ser especialmente coquetos y espectaculares, como los que se elaboran formando una superficie continua con la bancada de trabajo en la cocina.

¿Qué es mejor fregadero bajo encimera o sobre encimera?

A la hora de comprar un fregadero de cocina, también debes valorar si te interesa más escoger un fregadero bajo encimera o un fregadero sobre encimera. Con los fregaderos sobre encimera se ve mucho más el cuerpo del fregadero, y sin duda son la mejor alternativa si escogemos una pieza muy especial que queramos resaltar, o si la distribución de nuestra cocina hace que sea la mejor opción para aprovechar mejor el espacio y crear una cocina a nuestra medida.

El montaje superior del fregadero de cocina es el más habitual. En estos casos los profesionales colocan y fijan los fregaderos en el recorte de la encimera previamente preparado. Es la mejor alternativa para los modelos de acero inoxidable, los de mayor calidad a nivel de eficiencia y durabilidad, como explicábamos en el punto anterior.

Del mismo modo, también podemos ubicar el fregadero encastrado bajo la encimera, sin escalonamientos. Es la mejor opción si queremos realzar nuestra encimera, en caso de que ésta sea especial, como por ejemplo una encimera de piedra natural.

¿Qué mide normalmente un fregadero de cocina?

Aunque esto dependerá en gran medida de las medidas del resto de nuestra cocina y del espacio que queremos que ocupe, las medidas más comunes de los fregaderos son para módulos de entre 45 y 90 centímetros, siendo las diferentes medidas más utilizadas 45, 50, 60, 70, 80 y 90 centímetros. Ahora bien, es fundamental valorar que existen muchos tipos de fregaderos de cocina diferentes, y que no serán igual a nivel de tamaño los fregaderos sobre encimera o superpuestos, que son los más habituales, que los que se colocan bajo la encimera. En https://www.fregaderosencimera.com/fregadero/pequeno.html hay medidas muy variadas para encontrar fregaderos pequeños, en caso de que necesitéis encontrar un fregadero que se ajuste por completo a una cocina de tamaño reducido.

¿Cómo se mide un fregadero de cocina?

Finalmente, si te estás preguntando cómo medir un fregadero de cocina, debes saber que para ello debes medir todo el hueco que queda en el espacio destinado al fregadero. De esta manera, sosteniendo en un extremo una cinta de pedir en la parte inferior del fregadero y llevándola hasta el otro extremo podrás medir tanto la longitud como la anchura del hueco, colocando la cinta de la parte derecha a la izquierda del hueco. Si quieres saber la anchura del fregadero tendrás que seguir el mismo procedimiento hacia la otra dirección. Si todavía tienes tu antiguo fregadero montado debes tener en cuenta el hueco para realizar la medición, ya que de esta manera podrás obtener unas medidas más exactas para poder seleccionar tu nuevo fregadero de cocina con garantías.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter